Exposiciones

Alicia Reguera y Juan del Toro

La Máscara Veneciana

Exposiciones 2004. Coordina y organiza: Vicente Rodríguez

La Máscara VenecianaTomaron contacto con el mundo de la fotografía en 1.979 en la Escuela de Artes y Oficios de Córdoba. Un año después sintieron la necesidad de trabajar más activamente por la vida fotográfica de Córdoba, por lo que en unión de un pequeño grupo de amigos desarrollaron y fundaron en 1.982 la Asociación Fotográfica de Córdoba, conocida a nivel mundial como AFOCO.

Primero Juan y después Alicia durante 4 años consecutivos cada uno fueron presidentes de AFOCO y en otros momentos ocuparon otros cargos.

Han realizado inmumerables exposiciones en Córdoba, otras ciudades españolas y el extranjero, tanto individualmente como formando parte de colecciones de AFOCO.

Ambos dieron todo lo que tenían dentro en cursos básicos para alumnos que se acercaban a AFOCO como socios.

Sus conocimientos en música y su amplia formación cultural fueron la base de todos los Audiovisuales realizados por AFOCO, (La Saeta, Las Siete Palabras y la Máscara Italiana).

Cabe destacar la labor que Alicia y Juan han realizado en cuestión de organización y elaboración de numerosas exposiciones para la Sala “El Potro” de Córdoba y dependiente del Ayuntamiento de Córdoba durante algunos años.

Desde entonces su única idea ha sido captar imágenes que por si mismas expresen lo que hay en ellas, sin buscar un trasfondo que quizás ni exista, razón por la que todas sus obras carecen de título, para así no inducir a los que las contemplan a tener que compartir sus inquietudes y mismas sensaciones.

Especializándose en fotografías en Blanco y Negro, trabajos que revelan y positivan ellos personalmente, investigando también en las mejoras de revelados, tipos de papel y películas.

Comentarios sobre la exposición:

Pensar en el Carnaval, es hacerlo en color, bullicio, alegría y otras tantas ideas preconcebidas que desaparecieron al llegar a Venecia y sumergirnos en el especial ambiente que se disfruta en sus calles, al contemplar el ceremonial con el que posan sus máscaras y sentir el silencio que se respira en sus canales, solo alterado con el leve paso de las góndolas.

Para mostrar el espíritu del carnaval tratamos de desligarnos de las ataduras cromáticas que nos pudieran distraer del misterio y la intención que hay detrás de cada máscara, la ilusión de la fiesta, su soledad entre la multitud, el cansancio al final de la jornada y todas las facetas que son parte del mismo y que es al fin la esencia de cada ser que por unas horas oculta su identidad y sueña con el personaje del que se ha revestido.

Con esta colección, intencionadamente realizada en blanco y negro, queremos transportarnos al carnaval íntimo, el de los sueños, los sentimientos, y las sensaciones, intentando escudriñar en el alma de sus máscaras, en la ciudad que se resiste a morir y lo celebra en silencio, sin estridencias, con el espíritu que fue concebido.

En cada una de las fotografías se esconde un mundo personal que quiere transmitir al espectador toda la esencia de Venecia, la belleza, la decadencia, la eternidad y el renacer que año tras año se cristaliza en su carnaval.